domingo, 28 de octubre de 2012

Tarjetas de Crédito: Recomendaciones de Uso y Disfrute


Las tarjetas de crédito son, no podemos negarlo, todo un invento. Y con una gran historia a sus espaldas, que comenzó en 1914. A pesar de que llevan casi toda la vida con nosotros, en ocasiones nos olvidamos de algunas consideraciones básicas a la hora de contratarlas y utilizarlas. Algunas de estas recomendaciones son:


Antes de contratar:
 
    Las tarjetas son una excelente herramienta, no deben ser una "condena"
  • Infórmate cuidadosamente de las condiciones de contratación de la tarjeta: intereses, comisiones, etc. Ya sabes: busca, compara y, si encuentras algo mejor, cómpralo.
  • Elige la forma de pago que consideres que va a ser más rentable para ti, no más golosa a la hora de gastar.
  • A la hora de contratar una tarjeta de crédito, no te dejes llevar por las ofertas indiscriminadas de los propios bancos o de otras entidades que ofrecen tarjetas sin haberlas solicitado. Acumular muchas sin necesidad, por si acaso, generan comisiones y otros gastos y animan a comprar indiscriminadamente. Si no la necesitas, no la aceptes. 
  • Piensa que una tarjeta de crédito no es un pozo sin fondo, úsala como una forma de pagar la misma cantidad que tienes planificado gastar, pero de forma más cómoda al no tener que llevar efectivo.
  • Incluye los gastos de la tarjeta de crédito en tus previsiones financieras, ésto te evitará no poder hacer frente a los pagos, lo que se traduce en el pago de altos intereses.

A la hora de usarla:

  • Memoriza el PIN y nunca lo lleves escrito junto con la tarjeta de crédito y, mucho menos, escrito en ella.
  • Si hay tarjetas que no usas de forma habitual, guárdalas en lugar seguro, sobre todo, si hay personas ajenas con acceso a tus pertenencias.
  • Guarda los resguardos de la operaciones y comprueba con el extracto del banco que no hay ninguna irregularidad: cargos de los que no tienes constancia o no autorizados, compras duplicadas, etc.
  • Destruye las tarjetas caducadas inmediatamente, mejor con varios cortes y, especialmente, cuida de cortar el microchip. Eso sí, si es renovación, cuida de destruirla tras el cumplimiento de la fecha de caducidad, no antes de tener su reemplazo.

Si compras en el establecimiento:

    Debemos tomar ciertas precauciones con el pago con tarjeta
  • Nunca pierdas de vista la tarjeta cuando realices un pago y cerciórate de que siempre vuelve a tu poder.
  • Si debes introducir el PIN, cuida de que nadie pueda verlo; deja tu preocupación por las susceptibilidades ajenas y, si es necesario, pide a quien esté cerca de ti a la hora de pagar, que se retire un poco.
  • Si tu tarjeta es microchip, no tienes obligación de presentar tu DNI, aunque siempre es recomendable entregarlo. 
  • Si tu tarjeta es de firma, no de PIN, puedes incluir la frase "Pedir DNI" en el campo firma para tu tranquilidad, así en los establecimientos deberían solicitártelo al realizar la compra. 
  • Si has visto alguna manipulación extraña en la persona que opera con la tarjeta, no lo dudes, bloquea inmediatamente la tarjeta. Mejor prevenir que curar.
  • Recuerda que, si el establecimiento indica en su exterior que acepta tarjetas de crédito y no tiene ninguna información en sentido contrario (carteles visibles), debe aceptar tarjetas de crédito también en período de rebajas.

Si vas a operar con el cajero:

    En el cajero también debemos extremar las precauciones
  • Si vas a realizar operaciones en un cajero, ten cuidado de que no haya ningún dispositivo extraño en el cajero y, si lo has detectado, no realices la operación y comunícalo a la entidad lo antes posible. 
  • Si la tarjeta se ha quedado bloqueada dentro del cajero, sea por el motivo que sea, llama a la entidad inmediatamente para comunicarlo antes de retirarte. Si alguien se acerca a ayudarte, niégate inmediatamente, salvo que sepas que es personal de la entidad.
  • Como en el caso de las compras en el establecimiento, cuida de que nadie ve el número secreto que introduces en el cajero.

Si vas a comprar por internet:

    Comprar por internet también puede ser seguro
  • Compra en lugares de confianza y asegúrate de que utilizan medios seguros de pago (candado amarillo en la barra de direcciones o en la parte inferior del navegador, direcciones que comienzan con https://, sellos de confianza on-line, etc).
  • Lee cuidadosamente las condiciones de venta y de pago antes de realizar la operación.
  • Comprueba cuidadosamente que el cargo efectuado corresponde con la compra realizada.

En caso de robo o extravío:

    En caso de robo debemos comunicarlo inmediatamente a la entidad
  • Lleva a mano el número de teléfono de tu entidad o de la red para poder bloquear las tarjetas inmediatamente en caso de robo o pérdida. Debes comunicárselo lo antes posible, para evitar problemas innecesarios.
  • A la hora de solicitar el bloqueo la entidad debe facilitarte un número gratuito y adecuado para hacerlo (teléfono 900 + grabación de la conversación + posibilidad de llamar desde red fija o móvil). Si desde que intentas comunicar el robo o extravío hasta que se produce la anulación efectiva, se producen cargos en tu tarjeta por el tiempo perdido debido a las trabas en la comunicación, la entidad deberá hacerse responsable de todos los cargos realizados en ese lapso.
  • La entidad responde con 150 € como máximo antes de la comunicación del robo o extravío, después responde por el total de la utilización fraudulenta.
  • No aceptes ningún tipo de comisión por el concepto de reposición de tarjetas.
  • Además de comunicar el bloqueo, es altamente recomendable denunciar en comisaría en caso de sustracción.


También te puede interesar:

Criterios de buenas prácticas bancarias respecto al extravío, sustracción, uso fraudulento o clonación de tarjetas de crédito - Banco de España.

Compra On-Line Responsable: Seguridad

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Ya nos sigues por correo electrónico?