miércoles, 8 de abril de 2015

Internet: Navegar, Nadar y Guardar la Ropa

Quien más, quien menos, todos pasamos muchas horas navegando por la Red. Desde investigar el mercado para lanzar un nuevo producto a hacer la compra en el hipermercado, todo está a una distancia de un clic. 


Pero como navegar en Internet puede ser tan arriesgado como hacerlo en un mar tormentoso, es necesario tomar ciertas precauciones para hacerlo con seguridad.


Internet: navegar, nadar y guardar la ropa


Aquí tienes algunos consejos para navegar de forma segura que nos da nuestro Director Técnico; Manuel Martínez:


Por el principio


    Ordenador portátil
  • Mantén tu dispositivo y tu navegador constantemente actualizados.

  • Y, por supuesto, ten un buen antivirus instalado y actualizado.

  • Pásale el antivirus a todos los documentos que te descargues, aunque tu antivirus debería bloquearte las amenazas, no está de más que adoptes esta rutina. Mejor prevenir que lamentar.

  • El antivirus también debería estar instalado en tu teléfono móvil. Hay quien dice que consume muchos recursos y no compensa en proporción a los beneficios que se obtienen. Pero digo yo que mejor será desinstalar esas apps que no se utilizan nunca y que no son de utilidad, antes que prescindir de un antivirus.

    Password
  • Cambia con frecuencia las contraseñas que utilices en los distintos sitios web en los que estés registrado. La teoría es que habría que hacerlo al menos una vez al mes, pero puedes distanciarlo algo más, sobre todo si la información que tienen sobre ti en el sitio no es demasiado delicada.

  • Y, por supuesto, no utilices la misma contraseña en todas las webs, porque si te la roban en una, podrán entrar en todas a las que tengas acceso con ella.

  • Por cierto, si utilizas algún sistema de almacenamiento de contraseñas en la nube, tipo LastPass, no lo uses para guardar passwords como el de tu banca electrónica.


    Disco duro
  • Y, por cierto, hablando de la copias de seguridad: hazlas sobre un dispositivo limpio. Si haces una copia de seguridad en un sistema de almacenamiento externo, pero que proviene de un ordenador infectado, no harás más que extenderlo según abras de nuevo la copia.


Educación


  • Si tienes niños, utiliza los sistemas de control parental, así evitarás que accedan a páginas inadecuadas o poco seguras.

  • Edúcales en el uso responsable de Internet y, sobre todo, predica con el ejemplo. Y no sólo a los niños, también a los abuelos, que no será el primero que acaba con el ordenador infectado por sus visitas a páginas para adultos...


Seguridad básica


  • Si ves algo inusual o que te resulta sospechoso, ni lo pienses, abandona la página.

  • Fíjate en que la dirección que sigues te lleva al lugar donde deberías ir, o sea, que no te redireccione de ningún otro lugar sin que tú lo busques voluntariamente.

  • Evita páginas de pornografía, descargas ilegales y similares; no por ninguna censura u objeción de tipo moral (allá cada uno), sino porque es fácil que te dejen algún regalito inesperado. 

  • No tengas abiertas otras ventanas en el mismo navegador mientras estés en tu banco on-line o en una pasarela de pago. Hay malware que roba información de otras pestañas que tengas abiertas y eso es lo que menos quieres cuando se trata de tus datos bancarios.  


Enlaces


  • Si te envían un correo electrónico con una dirección web, no sigas el enlace desde el mismo e-mail. 

    Barra de direcciones web
  • Si sabes como llegar al sitio, hazlo tú; es decir, si el link promete llevarte a tu banco y sabes que accedes tecleando https://www.bank-o.com, no utilices un enlace que supuestamente te lleva allí. 

  • En caso de que no sepas cómo acceder, copia y pega el enlace en la barra de tu navegador. No es tan seguro como en el caso anterior, pero es mucho menos arriesgado que seguir un link a ciegas.

  • No abras enlaces que provengan de remitentes que no conoces. Incluso si vienen de una dirección conocida, desconfía si la redacción no es la habitual, te envían material atractivo (sexo, cotilleos, ofertas irresistibles, etc.). Por cierto, tampoco abras ningún adjunto que reúna estas características.


Descargas


    Descargas
  • No ejecutes nada que no pidas expresamente o que te resulte extraño. Si por ejemplo te vas a descargar (legalmente, of course) un e-Book y en lugar de un .pub tiene una extensión .exe, la cosa no pinta bien; porque no necesitas un ejecutable para leer un libro.

  • Hay algunos sitios en los que las descargas llevan un ejecutable, que hace de las suyas de forma directa (.exe, .bat y .com) o indirecta, aprovechando fallos de seguridad de tu dispositivo (.dll, .doc, .docx, .pdf, etc.). Ojo, esto no significa que estas extensiones sean peligrosas de por sí, ni mucho menos, sólo son cuando te quieren obligar a abrirlas sin haberlas solicitado.

  • Si vas a descargarte programas y apps, hazlo en sitios y tiendas oficiales, así evitarás que te cuelen malware junto con la descarga.


Tu datos


    Recomendaciones navegación segura
  • No introduzcas datos importantes como la tarjeta de crédito, el número pin o contraseñas sensibles si el sitio web no comienza por https:// y comprueba sus certificados.

  • Tampoco introduzcas este tipo de datos si no vas a realizar una compra en ese momento.


Dispositivos móviles


  • No facilites tu teléfono en ningún sitio web, salvo que sea realmente necesario y, si lo haces, lee bien las condiciones. Lo mejor que puede pasarte es que acabe formando parte de una base de datos y que te frían con llamadas de telemarketing, lo peor es que te des de alta automáticamente en un servicio de sms premium.

    Smartphone
  • Para evitarlo y si no eres usuario activo de ese tipo de servicios, pide a tu operadora que te dé de baja en los sms premium y, ya que estás, en las llamadas de tarificación especial. 

  • Nadie regala cosas en Internet a cambio de nada. Si algo es gratis, ten por seguro que vas a pagar de alguna forma: con tus datos personales, con información sobre tus preferencias... o con malware que se te instalará en tu dispositivo para hacer de las suyas. 


Y algo que debes saber: incluso siendo cuidadoso y algo paranoico, no tendrás nunca la absoluta seguridad de que vas a evitar un ciberataque.




Información de interés:

Instituto Nacional de Ciberseguridad, INCIBE
Oficina de Seguridad del Internauta, OSI
¡Ojo! Los correos de tus amigos también pueden contener virus
Un Informático en el lado del mal. El blog de Chema Alonso


Post relacionados:

Muévete con Seguridad en Internet (I)
Muévete con Seguridad en Internet (II)
Muévete con Seguridad en Internet (III)
Tienda Online: Cosas Que No Te Habían Contado (I)
Tienda Online: Cosas Que No Te Habían Contado (II)
Tienda Online: Cosas Que No Te Habían Contado (III) 
Cómo Darte de Baja en los SMS Premium






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Estamos encantados de que nos dejes tus aportaciones, porque tu opinión es importante para nosotros. Sólo te pedimos que, por favor, no publiques links ni contenidos publicitarios de ningún tipo, porque estos no serán publicados. Si deseas anunciarte, contacta con nosotros previamente. Gracias.

¿Ya nos sigues por correo electrónico?