miércoles, 9 de septiembre de 2015

Consejos para una Conexión Segura a una WiFi Pública

¿Sueles conectar a WiFis públicas con frecuencia? Pues siento comunicarte que es una práctica económica, pero con un alto riesgo para la privacidad de tu información personal. 


Y cuando se comprometen tus datos personales, el desastre está servido: suplantaciones, robos, estafas... Un descuido virtual que tiene consecuencias muy reales.


Para evitarlo, aquí tienes algunos consejos.


Consejos para una conexión segura a una WiFi pública


En general


  • La decisión más conservadora es no conectarse a ninguna WiFi pública.

  • Si la no conexión no es una opción, procura conectarte sólo para consultar sitios que no te pidan datos ni contraseñas. Sobre todo no entres en tu banca on-line, no hagas compras por Internet ni entres en redes sociales o servicios donde tengas información personal que necesiten autenticación.

  • Free WiFi ZoneValora si te compensa conectarte a la WiFi pública con los riesgos que conlleva, o te sale más rentable utilizar la tarifa de datos de tu dispositivo. Si la utilizas sólo para entrar en alguna web o red social, el consumo no suele ser tan alto como para agotar el límite de tu tarifa. Eso sí, las películas y vídeos son otro cantar. Como en casi cualquier situación, en el caso de las WiFi públicas, lo barato puede salirte muy caro.

  • Si se trata del roaming, la tentación puede ser mayor; aunque con la nueva normativa, los precios son bastante más razonables. Si estás de viaje, puedes conectarte a las WiFi públicas si no vas a transmitir ningún tipo de datos personales y pasar por caja cuando se trate de otras acciones más delicadas.


¿Cómo lo hacen?


  • En una red abierta, cualquier usuario puede capturar los datos que envías de forma no segura. No te creas que hace falta ser un experto ni contar con equipos especializados, es mucho más fácil de lo que crees.

  • Pueden suplantar una WiFi buena. Así consiguen que los usuarios incautos utilicen su red y envíen información de interés que ellos interceptan. 

    Internet
  • Pueden nombrar alguna WiFi oficial de una forma similar. Así logran que los usuarios, al menos una parte, acaben entrando en su red. Por ejemplo, imagina que entras en una cafetería que se llama "Mi Café de la Mañana". Abres tu portátil y miras las redes disponibles. Ves una que se llama "MiCafe" y otra que se llama "MiCafeManana"... ¿Cuál es la buena? ¿La primera? ¿La segunda? Salvo que la conozcas de antemano, hay un 50% de posibilidades de que te pesquen. 

  • Pueden introducirse entre la WiFi y el usuario como intermediarios, interceptando tus transmisiones. ¿Te imaginas lo que puede ocurrir con tus datos?

  • Incluso aunque la red parezca confiable, el malo puede haber comprometido el router modificando los DNS, de tal forma que la WiFi parece buena, pero detrás está alguien manipulando las transmisiones. Por ejemplo, te puede llevar a una página falsa para recopilar tus datos, mientras tú piensas que estás en un lugar seguro.


Riesgos


  • Que roben la información que estás transmitiendo: contraseñas, datos bancarios, datos personales, etc.

  • Que roben la información que tienes almacenada en tu dispositivo: archivos de todo tipo, contraseñas, datos, fotos, vídeos, etc.

  • Que te infecten el dispositivo con cualquier software malicioso.


Cómo evitarlo


  • Conéctate a las WiFi públicas sólo cuando no vayas a transmitir ningún tipo de información saliente.

  • Ten en cuenta que esto no afecta sólo a tu portátil, sino a cualquier dispositivo que se conecte a Internet: móviles, tabletas, etc. 

  • Verifica el nombre de la red, para asegurarte de que tiene algo que ver con el lugar donde supuestamente te quieres conectar. Aunque no es seguro, puesto que hay usuarios maliciosos que nombran a su red trampa de una forma parecida a la red oficial y es fácil picar el anzuelo. Por no hablar de que esos usuarios malintencionados pueden introducirse como intermediarios, que son invisibles para el administrador de la red buena y el usuario inocente, por lo que el nombre de la WiFi no tiene ninguna importancia.

  • Que la WiFi tenga contraseña es un paso, pero no es la panacea. Una red que suplante a la buena, también puede funcionar con password, más aún si el oficial es público y bien conocido por los usuarios. 

  • Utiliza cortafuegos que no permitan las conexiones entrantes de usuarios a nuestros equipos. 

  • Los usuarios maliciosos están ahí, esperando...Emplea un buen antivirus, sí o sí. Ya sabes que los hay gratis y con muy buenas prestaciones. 

  • Utiliza un VPN (Virtual Private Network), que es una red privada virtual a través de la cual la información sale cifrada, por lo que no es vulnerable (aunque en Internet no hay nada seguro al 100%, claro).

  • Mantén actualizados tanto el sistema operativo como todas las herramientas y aplicaciones de nuestros dispositivos. Esos parches de seguridad lo que hacen es taponar los agujeros por los que podrían colarse los malos.

  • Deshabilita la sincronización automática de tus dispositivos cuando no estés cerca de una WiFi segura, porque puedes ponerle en bandeja tu información a un usuario malicioso.

    WiFi gratis
  • Borra el historial de puntos de acceso memorizados en tus dispositivos, porque estos últimos suelen almacenar mucha información, incluidos los datos de acceso. Como las WiFi se intentan conectar de forma periódica a esos puntos (seguros o no), puede que se conecten a alguna red insegura y vernos en manos de un usuario malicioso sin darnos cuenta. 

  • Por el  mismo motivo que en el caso anterior, desactiva la WiFi de tu dispositivo cuando no estés cerca de una red de confianza. 

  • En Windows activa la configuración "Pública" de la red sólo cuando te quieras conectar a una WiFi ajena. Y desactívala inmediatamente después de haberla terminado de usar, por supuesto. Recuerda activar la configuración "Privada" cuando te conectes una red segura (tu casa, tu trabajo, etc.).

  • En Windows también, desactiva la opción de compartir archivos en redes públicas (Panel de Control - Redes e Internet). 

  • Si es posible, activa la verificación en dos pasos en todos los sitios que te lo permitan, así incrementarás la seguridad del acceso.  

  • Conéctate sólo a páginas seguras, que transmitan los datos cifrados (SSL). Mira siempre que en la barra de direcciones aparezca un candado, que la dirección comience por https:// y que cuando pinches en el candadito, te aparezca quién verifica el sitio. Fijarte en esos detalles, te permitirá detectar páginas falsas.


Be safe, my friend!




Post relacionados:

Internet: Navegar, Nadar y Guardar la Ropa
Muévete con Seguridad por Internet (I)
Muévete con Seguridad por Internet (II)
Muévete con Seguridad por Internet (III) 
Compra On-Line Responsable: Seguridad 
20 Consejos para Evitar el Robo de Identidad (I)
20 Consejos para Evitar el Robo de Identidad (II)
Consejos Informáticos para Emprendedores Novatos 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Estamos encantados de que nos dejes tus aportaciones, porque tu opinión es importante para nosotros. Sólo te pedimos que, por favor, no publiques links ni contenidos publicitarios de ningún tipo, porque estos no serán publicados. Si deseas anunciarte, contacta con nosotros previamente. Gracias.

¿Ya nos sigues por correo electrónico?