miércoles, 16 de diciembre de 2015

Buenas Maneras a la Hora de Usar el Móvil

El teléfono móvil es una gran herramienta, porque nos permite estar conectados constantemente, tanto en el trabajo como en nuestra vida personal. Y va más allá de las simples llamadas telefónicas, ya es casi nuestra segunda oficina o nuestra segunda casa. Es casi un cordón umbilical digital que nos une con el resto del mundo... vale, vale, quizás me haya excedido un poco, pero es cierto que es casi una extensión nuestra.


Precisamente por esa conexión tan cercana que tenemos con nuestro móvil, en ocasiones nos olvidamos que puede interferir en nuestras relaciones con las personas que tenemos justo a nuestro lado.


Por eso no debemos olvidar las buenas maneras, la cortesía, que también abarcan al uso del móvil. A continuación me gustaría darte algunas sugerencias para usar el móvil sin perderle el respeto a las personas que tenemos alrededor. 

 
Buenas maneras a la hora de usar el móvil


1.- Mantenlo desconectado o en silencio en lugares públicos. Tanto si respondes la llamada como si lo dejas sonar, estarás molestando a los demás. Parece que dejar el teléfono encendido en espectáculos, en las clases colectivas en el gym o en conferencias es una forma de dar a entender cuán solicitados estamos, cuando simplemente es una manera de que se note que nuestra buena educación es una asignatura optativa que no escogimos en nuestra infancia o que el respeto a los demás es un complemento que consideramos totalmente innecesario.


Utilizando el móvil en la calle2.- No te pares a hablar en la calle, sobre todo si vas en grupo. Si vas tú sólo y debes detenerte de golpe en la calle, molestarás a los demás y te puedes llevar más de un empujón si la persona que va detrás de ti se ve sorprendida con tu parada inesperada. Y si vas acompañado, retrasarás a todos los demás mientras hablas y les harás sentirse incómodos.


3.- Si necesitas hablar en un lugar público, ten en cuenta que debe ser una conversación privada. Seguro que te has topado con alguien que es tan generoso de compartir su conversación, punto por punto y a todo volumen, en el transporte público o en la sala de espera del dentista. Y casi seguro que te has sentido molesto, casi agredido, porque te han hecho formar parte involuntariamente de esa llamada, que no te interesa en lo más mínimo. La idea es no formar parte de esa tribu de personas generosas y sin aprecio por su privacidad.


4.- No utilices el altavoz en público, salvo que sea necesario. No sólo porque puedes molestar a las personas que tienes a tu alrededor con una conversación no deseada, sino porque la persona con la que estás hablando deseará un mínimo de privacidad. Si necesitas poner el altavoz delante de otra persona, avísaselo a quien está al otro lado de la línea; así podrá decidir si sigue la conversación o, al menos, podrá medir sus palabras.

 
5.- No utilices el móvil en la mesa. Si estás comiendo o cenando con otras personas, procura no hablar por teléfono ni consultar tus mensajes o tus redes sociales. Lo ideal para no caer en esta tentación es ni siquiera sacar el móvil y depositarlo encima de la mesa. Una buena idea, si eres tú quien organiza la reunión o la comida de trabajo, es colocar unos cestos en la entrada de la sala para que los asistentes depositen sus dispositivos móviles antes de entrar. Puedes incluso dejar unos minutos cada cierto tiempo para que los invitados consulten el teléfono, casi como cuando se hace una pausa para fumar. Al fin y al cabo es una adicción más...


6.- Si estás reunido con alguien, ya sea por trabajo o por asuntos personales y debes atender el teléfono, pide disculpas y sal fuera de la sala. No sólo por respeto, también por la privacidad de tu conversación. Lo lógico es que seas tú quien salga fuera de la sala, ni se te ocurra pedirle al otro que abandone tu despacho o la sala donde estáis reunidos, puesto que quien responde la llamada eres tú. Procura que la conversación sea lo más breve posible para no tener esperando a nadie por tu culpa.

 
Móvil boca abajo7.- Déjalo boca abajo si lo tienes en la mesa en reuniones y comidas de trabajo. De esa forma nadie verá tus mensajes o llamadas sin necesidad. Un WhatsApp hot de tu pareja o la llamada del competidor directo del comercial con el que estás reunido no son precisamente lo que más te interese mostrar en público, ¿no te parece?


8.- Si estás acompañado y necesitas atender el teléfono, hazlo de forma breve. No te extiendas en la conversación, puesto que ya hay otra persona que requiere tu atención. Si el asunto es urgente, trátalo de forma rápida y profesional y sigue con tu reunión; si no lo es, pospón esa conversación para un momento más propicio.


9.- Si debes cortar la llamada por el motivo que sea, hazlo de forma amable. Pon una excusa delicada y firme para indicarle a la persona que está al otro lado de la línea que debes finalizar la conversación. Importante: dile que luego le devolverás la llamada... y hazlo, por supuesto.


10.- No llames por teléfono si la otra persona te ha enviado un SMS o un WhatsApp. Cuando enviamos un mensaje escrito para comunicarnos con alguien, lo hacemos por dos motivos: porque no podemos hablar por teléfono (estamos en una reunión o a punto de entrar en ella, no tenemos buena cobertura...) o porque no nos apetece conversar. En cualquier caso debemos respetarlo y devolver la comunicación por la misma vía.


11.- No repitas la llamada si no han respondido, salvo que sea urgente. Si no se atiende una llamada, suele ser porque no se puede o no se quiere hablar, así que, ¿por qué insistir? Hay personas que son capaces de repetir la llamada cada pocos segundos hasta que se atienda... o que se cansan de darle a la rellamada. Es mucho más adecuado dejar un mensaje de texto y esperar a que nos respondan cuando puedan, o repetir la llamada más tarde. 


12.- Contesta el teléfono siempre que puedas. No responder nunca a las llamadas es un gesto de mala educación y poca profesionalidad, especialmente si no se devuelven. Por otra parte, también hay que tener en cuenta a las personas que tenemos alrededor (compañeros, pareja...) y que pueden sentirse molestas por los timbrazos insistentes y continuados.


13.- Devuelve las llamadas perdidas. Si no has podido atender una llamada, devuélvela más tarde. En este caso es importante tener en cuenta la hora en la que se hace. Cuestión de sentido común: si vemos una llamada perdida de las 5 de la tarde, regresarla cuando la hemos visto a las 11 de la noche, sin duda no es la mejor opción.

 
14.- No toques los teléfonos ajenos. Salvo que te lo pidan expresamente, no respondas llamadas ni inspecciones el teléfono de otras personas, es una falta de respeto monumental. Ten en cuenta que nuestro móvil ya es una extensión de nosotros mismos, por lo que nadie debe husmear en él sin ser expresamente invitado.

 
15.- Lleva el teléfono siempre contigo. Si te dejas el móvil en tu despacho o en tu casa y suena sin parar, estarás molestando a las personas que deben escucharlo. Tu móvil, tu responsabilidad.

 
Reunión de trabajo16.- Consulta el teléfono cuando sea preciso, pero siempre que no impida que le prestes atención a la persona que tienes delante. Puedes estar de guardia en tu trabajo o esperando un mensaje importante, pero siempre debes estar atento al semejante con el que estás conversando en persona. Si tienes que consultar tu móvil, pide permiso para hacerlo y sé breve. Esta recomendación es especialmente importante si se trata de un cliente.

 
17.- Si debes consultar tu teléfono, hazlo siempre con las manos sobre la mesa. Cuestión de buenas maneras, las manos se deben ver siempre cuando se está sentado a una mesa, ya sea en una reunión de negocios o en una comida familiar. Bastante inapropiado es ya atender una llamada en público, como para hacerlo además de manera furtiva.

 
18.- A estas alturas y con tantos medios para comunicarnos a nuestro alcance, evita dejar un mensaje de voz. Los mensajes de voz cada vez están más obsoletos; son incómodos para el que los deja... y para el que los escucha. La mayoría no hemos sabido dominar el inútil y anticuado arte de dejar una parrafada coherente y certera en un contestador, por lo que no es necesario torturar al destinatario con nuestros balbuceos. Un mensaje de texto es más apropiado y eficiente.


19.- No utilices abreviaturas cuando envíes mensajes. Salvo que seas un adolescente, escribe las palabras completas cuando redactes un mensaje de texto. Todos tenemos prisa y muchas responsabilidades que atender, pero escribir un texto como es debido no lleva tanto tiempo y es una muestra de respeto hacia quien lo recibo. 


Escribiendo un mensaje en el móvilPor cierto, aprovecho para romper una lanza desde aquí para los signos de puntuación. Hace poco ha visto la luz un estudio que afirma que los que terminamos nuestros mensajes con un tradicional y certero signo de puntuación, somos vistos como poco fiables, que es mejor terminar con una exclamación o con un emoticón... pues, lo siento, me niego a formar parte de esa comunidad de fiables ciudadanos que no cierran un texto con un punto y final. ¿Desde cuándo no respetar las normas de puntuación es un símbolo de honestidad? ¿Qué será lo siguiente, que ocupar sin motivo los asientos reservados para ancianos y personas con discapacidad sea considerado un signo de nobleza de carácter?


20.- No abuses de los emoticonos. Estas caritas y símbolos son muy útiles para enfatizar y darle vida a nuestros textos, pero deben ser utilizados siempre con mesura y con oportunidad. Enviar un WhatsApp a tu jefe o a un seleccionador de recursos humanos lleno de emoticones, puede ser visto (y lo será, créeme) como un gesto infantil y poco profesional.

 
21.- Procura que la melodía sea discreta. Por suerte la fiebre de los politonos ya es más una curiosidad arqueológica que otra cosa, pero es necesario cuidar la melodía de nuestro móvil, porque es algo que disfrutarán tanto los que nos rodean como nosotros mismos. Procura elegir un tono que te resulte fácil de identificar, pero que no sea molesto para nadie. Además, la melodía dice mucho de la personalidad y el gusto o la falta de él) de cada uno.


Hablando por el móvil22.- Cuidado con el volumen, porque a veces se escucha las conversaciones con toda nitidez. Si el volumen de las llamadas entrantes es muy alto, se oirá todo lo que está diciendo la persona al otro lado de la línea, punto por punto. Y eso es una forma de respetar muy poco nuestra privacidad y la de las otras personas.  


En caso de que no te resulta fácil escuchar lo que te están diciendo al otro lado del teléfono, en lugar de subir el volumen, te aconsejo que utilices auriculares.

 
23.- Y hablando de volumen, también es necesario cuidar el nuestro a la hora de hablar. Y es que hay quien no necesita el teléfono para que le escuchen a kilómetros de distancia con su melodiosa voz... Esto es importante siempre, pero mucho más cuando estamos manteniendo una conversación en un recinto cerrado o en un transporte público. Si no tienes claro si estás hablando muy alto, mira a tu alrededor, si te lanzan miradas furibundas, tu volumen es excesivo. 


24.- Lleva un cargador portátil encima para no abusar de la amabilidad ajena. Ir mendigando un enchufe o un cargador por donde quiera que se va es algo obsoleto y de mal gusto. Los cargadores portátiles ocupan poco espacio y cuestan poco dinero, además de aportar una independencia y seguridad muy agradables.


25.- No tengas en el móvil fotos indiscretas. Es algo de lo más lógico, puesto que podemos perder el teléfono, nos lo pueden curiosear o, peor aún, podemos ser nosotros mismos los que enseñemos por error alguna imagen poco edificante al ir a mostrar una foto del último cumpleaños de nuestro encantador bisabuelo.


26.- Ten tus fotos organizadas por carpetas. Esta forma de tener almacenadas nuestras fotos no sólo nos servirá para encontrarlas rápidamente si queremos enseñarlas, además nos evitará malos tragos como el descrito en el punto anterior. 


¿Se te ocurre alguna recomendación más que añadir a estos puntos?

 


Post relacionados:

25 Frases Inspiradoras sobre Cortesía y Buenos Modales
Netiqueta en el Correo Electrónico (I)
Netiqueta en el Correo Electrónico (II)



La primera vez que apareció este post fue en el blog de Todos Somos Clientes 



Licencia de Creative Commons
Buenas maneras a la hora de usar el móvil by 1 de N Tecnologías de la Información - Arancha Moreno is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Estamos encantados de que nos dejes tus aportaciones, porque tu opinión es importante para nosotros. Sólo te pedimos que, por favor, no publiques links ni contenidos publicitarios de ningún tipo, porque estos no serán publicados. Si deseas anunciarte, contacta con nosotros previamente. Gracias.

¿Ya nos sigues por correo electrónico?