miércoles, 9 de agosto de 2017

Consejos Básicos para Mantener tu Privacidad en Internet

No nos vamos a engañar, la privacidad completa en Internet es una falacia. Incluso aunque no tengamos presencia en redes sociales es fácil que haya rastro de nosotros en la Red. Desde nuestro nombre y nuestro DNI (información que aparezca en los distintos boletines oficiales, multas y comunicaciones de la Agencia Tributaria, participación en oposiciones...) hasta fotos nuestras que hayan subido otros sin nuestro permiso.


Y esa es la información nuestra que podemos prever que esté en Internet, aunque también circula otra de la que no tenemos constancia. La que facilitamos de forma inconsciente a empresas, que utilizan para vendernos la moto de mil y una maneras o para comerciar con terceros. Y a la que los ciberdelincuentes puedan acceder o robar para fines maliciosos.


Pero aunque la privacidad total es imposible, sí que podemos tomar medidas para controlar la información que circula sobre nosotros, al menos en parte.


A continuación te doy algunos consejos básicos para mantener tu privacidad en Internet.


Consejos básicos para mantener tu privacidad en Internet


Lo más básico


Utiliza contraseñas o patrones de pantalla como primera barrera de seguridad para tus dispositivos.


Procura que las contraseñas sean seguras, cámbialas con frecuencia y no las compartas. Y mucho menos las dejes en un post-it pegado en la pantalla o debajo del teclado, o con un adhesivo pegado en la parte trasera si se trata de un móvil.


Evita los passwords obvios. La combinaciones numéricas básica 12345, 54321, 00000, 11111, 22222, 33333... También las de letras como qwerty, asdfg y similares. Los nombres y fechas de nacimiento tuyos, de tu pareja o de tus mascotas, en caso de que se puedan averiguar fácilmente porque los conocen las personas cercanas o las compartes de algún modo público en Internet.


Instala (y actualiza) un buen antivirus y un firewall. Ambos son im-pres-cin-dibles.


Dime qué instalas...


Actualiza constantemente las aplicaciones y programas. De ese modo te asegurarás de tener la versión más moderna, que normalmente es la que tiene menos brechas de seguridad... o al menos hasta la siguiente actualización.


A la hora de instalar aplicaciones y programas, comprueba los permisos que requieren. Si son excesivos o no tienen nada que ver con el funcionamiento propio de la herramienta, desactívalos y, si no te es posible, directamente no la instales. En muchos casos, al aceptar las condiciones estás dando acceso a la cámara, a tu libreta de direcciones o a otras fuentes de información personal que no siempre son imprescindibles para el funcionamiento de la herramienta... ¿así que para qué requiere tantos permisos?


Privacidad a la hora de instalar herramientas


Instala los programas y aplicaciones procedentes de los proveedores oficiales o de sitios de confianza. En muchos casos, te puedes instalar un regalito inesperado con la herramienta que te descargues.


Utiliza un proxy para mejorar tu privacidad y tu seguridad. Se trata de un ordenador (servidor) que actúa de intermediario entre el navegador e Internet que permite ocultar tu IP. Te ayudará a eliminar cookies, banners, pop-ups y scripts. También es útil para filtrar sitios y contenidos maliciosos. Y tiene otra finalidad muy útil en caso de que haya varios usuarios: la necesidad de identificar al usuario que acceda a sitios no autorizados por ti y que suele funcionar como disuasor.


Si te es posible emplea una VPN (Virtual Private Network). Se trata de una red virtual que te permitirá navegar de forma segura incluso cuando te conectes a una red pública.


Instálate aplicaciones que permitan el borrado o bloqueo de la información en remoto, por si pierdes o te roban tus dispositivos.


Deshabilita la cámara de tus dispositivos o tápala mientras no la uses. Parece paranoico, pero te aseguro que no lo es, porque los ataques que se hacen con las cámaras son más frecuentes de lo que parece.


Desactiva el GPS de la cámara de tu móvil, de ese modo no aparecerá información de la localización en la que se han tomado las fotos.


Cómo envías la información


Utiliza sistemas de cifrado para enviar información a otros o antes de subirla a la nube. También cifra tus copias de seguridad. 


Encriptado de información


Si utilizas herramientas de mensajería instantáneas, procura no enviar información sensible a través de ellas. Y, si te es posible, optar por las que mantienen una cierta privacidad del usuario.


Ten varias cuentas de correo electrónico. Así podrás tener una o varias para utilizar en sitios que no sean de confianza para controlar tu privacidad y evitar que te llenen de spam la bandeja de entrada de tus cuentas realmente importantes.  


La navegación


Ten mucho cuidado con las WiFs públicas. Mi consejo es que las uses nunca, la seguridad merece que consumas datos, créeme. Si no puedes evitarlo, asegúrate de que te está conectando a una red de relativa confianza, funciona con VPN, no intercambies información delicada mientras estés conectado a la red pública, etc.


Navega con una sesión privada o segura, sobre todo cuando lo hagas desde un dispositivo que no sea tuyo, especialmente si lo usas en un lugar público. No te ofrece una seguridad completa, pero al menos se lo podrás difícil a quien quiera acceder a tu información.


Borra tu historial de navegación, cookies y caché de forma periódica. En los navegadores esta opción suele estar en la de opciones de historial y/o privacidad.


Cuidado con la información que das


Mide la información que facilitas en Internet. No des más datos que los que sean estrictamente necesarios para la interacción que vas a realizar.


Redes sociales


No facilites datos privados a través del correo electrónico o de formularios a personas o sitios web desconocidos o que no sean de confianza. Ante la duda, llama directamente a la empresa para comprobar si son ellos los que están detrás de esa colecta de datos. Por cierto, busca el teléfono en Internet por tu cuenta, no hagas caso del que aparezca en el e-mail o la web, así sabrás que realmente has contactado directamente con la empresa y no con un ciberdelincuente.


Y muy especialmente, ten cuidado con lo que compartes en las redes sociales. Independientemente de que actives las opciones de privacidad, deberías tomar precauciones con lo que subes a las redes. Lo que deberías evitar: fotos comprometidas (sobre todo la de tus hijos), tu ubicación, las vacaciones y otras ausencias, imágenes que den pistas de dónde está tu domicilio y cómo es, información muy íntima...




Post relacionados:

Consejos para una Conexión Segura a una WiFi Pública
¿Te Están Robando Tu WiFi? 
Internet: Navegar, Nadar y Guardar la Ropa
Consejos de Ciberseguridad para Padres Preocupados
Uso Seguro del BYOD en la Empresa 


La primera vez que apareció el post fue en el blog de Todos Somos Clientes


Licencia de Creative Commons
Consejos básicos para mantener tu privacidad en Internet by 1 de N Tecnologías de la Información - Arancha Moreno is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Estamos encantados de que nos dejes tus aportaciones, porque tu opinión es importante para nosotros. Sólo te pedimos que, por favor, no publiques links ni contenidos publicitarios de ningún tipo, porque estos no serán publicados. Si deseas anunciarte, contacta con nosotros previamente. Gracias.

¿Ya nos sigues por correo electrónico?